jueves, 23 de octubre de 2014

QUEMADURAS

Anabel Cristina de la Torre - Pediatra

Las quemaduras son una de las primeras causas de mortalidad en los niños. Lo que no podemos olvidar de este tema es que son un tipo de accidente que se puede evitar y ello depende en muchísimas ocasiones de los adultos.  

  • Los menores de 5 años son los más afectados y en especial las edades comprendidas entre los 15 y los 24 meses. 
  • Son más frecuentes en los niños que en las niñas.
  • Son lesiones producidas en la piel o mucosas por diferentes causas.
  • Las zonas de mayor gravedad son: cara, cuello, pliegues, manos, pies, genitales, orificios naturales.

Causas

  • Quemadura seca. La producida por llama, objetos calientes, cigarrillos, fricción con algún objeto.
  • Escaldadura. La producida por líquidos o vapores calientes. Las más frecuentes en los menores de 5 años.
  • Quemadura por frío. La producida por sustancias congeladas.
  • Quemadura por radiación. La producida por el sol o por lámpara solar.
  • Quemadura química. La producida por sustancias químicas o gases corrosivos.
  • Quemadura eléctrica. La producida por rayos o por corrientes eléctricas.

Tipos

En la piel hay 3 capas, la más superficial es la epidermis, la siguiente la dermis y la más profunda la hipodermis.

 

Según la profundidad de las quemaduras podemos clasificarlas en 3 tipos:
  • Quemaduras de primer grado: se afecta sólo la capa más superficial de la piel. Producen dolor y enrojecimiento. No dejan secuelas.
  • Quemaduras de segundo grado: también se afecta la dermis. Pueden aparecer ampollas y pueden dejar cicatriz. Intenso dolor. 
  • Quemaduras de tercer grado: se afectan todas las capas de la piel. No duelen. Dejan cicatriz.
Cuanto más profunda sea la quemadura más riesgo de infectarse.

 

Actitud

Antes de tratar una quemadura, es importante valorar la causa, extensión y la profundidad de la misma. 
  • En primer lugar debemos eliminar la causa siempre que podamos.
  • En segundo lugar debemos ver si el paciente respira y si está inconsciente; si es así llamar a una ambulancia y comenzar con maniobras de reanimación.
  • Quitar los anillos, relojes, pulseras, cinturón...
  • Si hay ropa encima de la piel empaparla con agua o suero y desprenderla con cuidado para no desgarrar la piel, si vemos que no somos capaces dejarlo hasta que un profesional lo haga y solo recortar alrededor de la quemadura.
  • Lavar con agua fría 10-20 min (o más tiempo si la quemadura es producida por sustancias químicas alcalinas o es producida en el ojo).
  • Para el dolor dar analgésicos.
  • NO aplicar cremas ni ungüentos ni polvos sobre la quemadura.
  • Si ya existe una ampolla taparla con una gasa o tirita, NUNCA pincharla.
  • NO poner algodón sobre la lesión.


Si solo hay un enrojecimiento (es decir, es quemadura de primer grado) y es poco extensa de unos 2-4 centímetros no hace falta ir al médico, simplemente poner la zona bajo agua fría para calmar el dolor y para prevenir la aparición de ampollas.

No olvidemos que podemos prevenir la mayoría de estos accidentes








1 comentario:

Pilar Pérez Castillo dijo...

Como siempre, muy interesante y útil la información y consejos que aportas.
Gracias!