jueves, 12 de diciembre de 2013

ALIMENTACION PRIMER AÑO DE VIDA. LACTANCIA ARTIFICIAL. II

Anabel Cristina de la Torre - Pediatra

Aunque en el tema anterior quedó claro que lo mejor es la lactancia materna, si no es posible o la madre ha decidido no lactar hay que recurrir a la lactancia artificial.

Existen dos tipos de fórmulas artificiales normales: tipo 1 o de inicio hasta los 6 meses y tipo 2 o de continuación a partir de los 6 meses.

 

¿Cómo se prepara el biberón?

  1. ¡¡¡Máxima higiene al preparar el biberón!!!. Lavado de manos, biberón y tetinas con agua y jabón. 
  2. Si usas agua potable debes hervirla los primeros meses de vida, pero no más de 1-2 min. Si es agua embotellada no es necesario. Échala en el biberón.  
  3. Primero debes medir siempre la cantidad de agua y luego echar la leche. Por cada 30 ml (1 onza) de agua debes echar un cacito raso sin apretar de leche, es decir, llenamos el cacito y enrasamos (NO llenamos el cacito, apretamos y luego enrasamos). Para 60 ml de agua 2 cacitos, para 90 ml de agua 3 cacitos... y así sucesivamente. Siempre tienes que ir aumentando de 30 en 30 ml. Se tiene que usar el cacito que viene en cada bote de leche y no otro.
  4. Agitar bien para que no queden grumos.
  5. Antes de darle el biberón comprueba su temperatura echándote unas gotitas en tu dorso de la mano o en la muñeca.  No debes sentir la gota.

 

Cosas que no puedes olvidar

  • La cantidad a administrar es diferente en cada niño. Las cantidades que aparecen en los botes son orientativas, pero si tu hijo quiere más o menos no te preocupes, lo importante es que gane el peso como debe.
  • La velocidad de caída por la tetina debe ser gota a gota rápido, no a chorro.
  • Horario no rígido. Generalmente cada 3-4 horas.
  • Prepara el biberón en el momento de la toma y no antes.
  • No forzar al niño a que se acabe todos el biberón.
  • Lo que sobre en cada toma lo tienes que tirar.
  • Si preparas un biberón y lo guardas en la nevera, no lo dejes en la puerta.
  • Si vas a estar fuera de casa unas horas no te lleves la mezcla hecha. Lleva el agua caliente y la leche en polvo por separado o haz la mezcla en frío y después la calientas.
  • Nunca des el biberón con el bebé echado en la cuna.
  • Cuando termine el biberón no dejes que siga chupando porque traga aire.
  • Comprueba que mientras el bebé está tomando, la tetina debe estar llena de leche para evitar que trague aire.

A modo orientativo:
  • Durante la primera semana de vida:
    • Día 1: 10 ml/toma.
    • Día 2: 20 ml/toma.
    • Día 3: 30 ml/toma.
    • Día 4: 40 ml/toma.
    • Día 5: 50 ml/toma.
    • Día 6: 60 ml/toma.
    • Día 7: 70 ml/toma.
  • Semanas siguientes (desde 80 hasta 120 ml):
    • 2ª semana: 80-90 ml/toma.
    • 3ª semana: 90-100 ml/toma.
    • 4ª semana: 100-120 ml/toma.
  • Segundo mes:
    • Desde 120 ml/toma se irá aumentando hasta 130-150 ml según el apetito del niño.
  • Tercer mes:
    • Entre 150 y 180 ml por toma.
  • Cuarto mes:
    • Entre 150 y 210 ml/toma 4-6 tomas al día.
 
Repito e insisto...cada bebé toma lo que quiere y necesita. No todos toman lo mismo, depende del peso que tengan, de las tomas que hagan, de lo glotones que sean, de si son prematuros o no... Hay bebés que con 1 mes están tomando el doble que otros. Tanto una cosa como la otra puede ser normal, lo vemos en las revisiones del niño sano. No os preocupéis de la cantidad que toma, sino de cómo está y de cómo está creciendo.

El eructo

El bebé cuando succiona traga aire tanto con pecho como con biberón. Por ello es importante que cuando él descanse, a mitad de la toma y cuando termine debemos ayudar a expulsarlo.
Es normal que a la vez que eructe eche algo de leche. Si el bebé después de la toma está tranquilo no debes preocuparte si no echa el aire, no lo necesitará en ese momento.

Posturas para ayudar a eructar:
  1. Bebé en posición vertical con la cabeza apoyada en la parte superior del pecho o en el hombro y hacer masaje suave sobre la espalda o leves toques con la mano.
  2. Cuando aguante bien la cabeza, lo puedes sentar sobre tus piernas y dar masaje suave sobre la espalda o leves toques con la mano.
  3. Túmbalo boca abajo sobre tus piernas dando masaje suave sobre la espalda o leves toques con la mano.



En el próximo tema hablaré de la alimentación a partir de los 4-6 meses...



6 comentarios:

SYEYM dijo...

Buenos días, Tengo una hija que va a cumplir los 2 años en enero y está en el percentil alto pero nos dijeron que estaba muy bien porque habia crecido tanto como engordado y que no nos dijera la familia que estaba gordita porque no lo está.
Ella bebe leche entera y bebe mas de medio litro al día y la familia nos esta dando el coñazo con que la niña está gordita y debería beber la leche desnatada porque, segun dicen ellos, tiene las mismas propiedades y como esta gordita la niña...segun ellos.
Yo creo que está bien que beba tanta leche pero ya me hacen dudar porque una vecina me ha dicho que a su hija no la puede dar mas de medio litro al día y que se lo ha dicho su pediatra. Podrían aclararmelo? Gracias, espero su respuesta.

Anabel Cristina dijo...

Hola
Estoy de acuerdo con lo que te han dicho. La niña no está gorda, está grande. Bien es cierto, que muchas veces los niños grandes parecen gorditos, pero para eso están los percentiles.
En cuanto a la leche por supuesto que puede tomar más de medio litro de leche entera, pero sin que sustituya a otras comidas.

SYEYM dijo...

Muchas gracias, me quedo mas tranquila.

Anónimo dijo...

Con respecto a la alimentacion lactancia materna, en los casos en que no es posible amamantar al bebé o la leche materna no alimenta lo suficiente, las fórmulas artificiales son una elección acertada que cubrirá todas las necesidades nutricionales de tu bebé, por lo que no hay motivo para sentirse culpable por no amamantarlo, como ocurre a algunas madres.

Anónimo dijo...

Buenas tardes,

Quería hacer una pregunta acerca de la leche de continuación. Tengo una niña de 10 meses, y le estoy dando leche de continuación en polvo (2) desde los 6 meses. He visto que hay algunas marcas, como puleva y otras, que tienen la leche de continuación en formato brick, ya preparada. ¿Este formato tiene las mismas características que la leche en polvo? Es que he estado tentada de comprarla algunas veces (he visto que es a partir de los 6 meses, igual que la de polvo), pero no me he atrevido.

Muchas gracias

Un saludo

Anabel Cristina dijo...

Hola

Puedes comprarla sin problema, pero mira que sea tipo 2 o de continuación y la fecha de caducidad ya que duran menos que las que son en polvo.