jueves, 28 de noviembre de 2013

COLICO DEL LACTANTE - II

Jimena Pérez Moreno - Pediatra

Continuando con el tema anterior os voy a contar los tratamientos existentes para el cólico:

1. Consejos del cuidado del bebé.
Unos autores aconsejan coger en brazos al niño cuando llore y sin embargo otros no.
Lo mejor es darle un paseo ya sea en su cochecito o en un arnés.


Algunos niños se calman con un baño, el traqueteo de la lavadora o el del coche de motor.


Otros niños dejan de llorar al envolverlos en una manta según esquema siguiente


2. Masajes.
Realizar masajes a los bebés en la tripa, en la espalda o incluso en la cabeza consigue a veces disminuir las horas de llanto y mejorar el sueño de los bebés. Esto a la vez consigue que los padres disminuyan su ansiedad por el llanto del bebé.

3. Cambiar el tipo o técnica de alimentación.
Si el bebé toma lactancia materna, no debe suspenderse por los cólicos en ningún caso. Para disminuir los cólicos se recomienda vaciar un pecho antes de cambiar al otro.

Si el bebé toma lactancia artificial hay muchos tipos de fórmulas anticólico en el mercado (fórmulas "A.C.") o biberones anticólicos que se pueden probar. También se recomienda el biberón en forma vertical.
 

Otras fórmulas distintas son las de soja o de fibra que no han demostrado ser beneficiosas para el cólico.
Las fórmulas "hidrolizadas" solo se usarán si su pediatra sospecha alergia a proteína de leche de vaca.

4. Hierbas naturales.
Hay productos en el mercado que usan la camomila, el hinojo, la manzanilla, la melisa o el anís para disminuir el llanto y que se pueden probar.
 
5. Probióticos.
Son bacterias vivas que están presentes en nuestro intestino ayudándonos al correcto funcionamiento del intestino. En algunos bebés al nacer y con el inicio de la alimentación se ha visto que tienen pocas bacterias probióticas que podrían ser responsables del cólico.
Uno de los tratamientos propuestos es suplementar con gotas esas bacterias (fundamentalmente Lactobacillus reuteri) que faltan en el intestino para regular la flora intestinal.
6. Homeopatía.
Hay preparados homeopáticos diseñados exclusivamente para el tratamiento del cólico del lactante. Se basa en el uso de sustancias que disminuyen los espasmos del intestino, disminuyendo así el dolor del cólico. Estas sustancias suelen ser compuestos naturales y seguros.
En caso de usarlo, debería ser recomendado por su pediatra quien conocerá la seguridad del producto.

 

Conclusión

El cólico del lactante es un proceso normal que no entraña ninguna enfermedad y que se resuelve de forma espontánea.
No precisa tratamiento, pero si se necesita por la intensidad del llanto que altere el bienestar familiar, su pediatra podrá recomendarle los distintos tipos de tratamiento que mejor se ajusten al problema de su bebé.

Ah!!!! se me olvidaba otro tratamiento, el fundamental, el de las 3P:
 
Paciencia Para Papás

4 comentarios:

Patricia Gurruchaga dijo...

me gusta mucho cómo explicas los temas con sencillez y claridad, gracias

Anabel Cristina, Pilar Garcia dijo...

Muchas gracias Patricia

inrritu dijo...

A nosotros nos fue genial el osteopata. No pensaba que diera resultado pero así fue.

Anónimo dijo...

A mí lo que me funcionaba es pasearlo, ya sea en cochecito o en coche, porque los masajes no lo calmaban mucho, pero depende también de cada bebé. Un página que me ha ayudado mucho es http://clubmamas.novalac.es/consejos/para-tu-bebe/los-colicos-del-bebe/ porque se puede consultar directamente con un experto y me aclaraban varias dudas, aunque creo que para los cólicos no queda otra que se pasen rápido los primeros 4 meses...