sábado, 10 de agosto de 2013

CONJUNTIVITIS

Pilar García . Pediatra

Nos ocupamos hoy de una de las muchas enfermedades que acaban en "itis", que significa inflamación. Veamos de que se trata exactamente.

La conjuntivitis es una inflamación de una de las membranas que recubren el globo ocular y la parte interna de los párpados, llamada conjuntiva. Es una membrana transparente y mucosa, por lo que no se ve a no ser que se inflame, está encima de lo que vemos blanco en el ojo. Generalmente se produce por una infección que puede ser bacteriana o vírica. Puede afectar a uno o los dos ojos. Es muy contagiosa.

Síntomas

Se presenta como una molestia en el ojo con sensación de tener un cuerpo extraño  que lleva al niño a frotarse y parpadear con frecuencia.

La conjuntivitis produce picor, lagrimeo, ojo rojo e inflamación de los párpados. Es característica la presencia de legañas y despertarse con los párpados pegados. 


Tratamiento

Generalmente se trata de un cuadro leve y autolimitado, sin embargo la mayoría de los casos se tratan con un colirio y/o pomada antibiótica que hace disminuir los contagios, duración y posibles complicaciones.  

El tratamiento consiste en el lavado de ojos con suero fisiológico y antibióticos tópicos en forma de colirio o pomada durante unos 5-7 días. Tras el comienzo del tratamiento y la desaparición de las legañas ya puede volver a la guardería o colegio.

¿Cómo se previene?

Se recomienda el lavado frecuente de manos  y evitar compartir toallas, almohadas etc. para evitar contagios.


¿Qué tipos de conjuntivitis existen?

Además de la conjuntivitis infecciosa que os acabo de describir hay otro tipo de conjuntivitis producidas por alergia, fundamentalmente en los meses de primavera (ya hablaremos en otro tema).

Y en esta época de piscinas es  frecuente ver a los niños con conjuntivitis irritativa por el cloro del agua. Esta irritación no precisa ni colirio ni pomada. No olvidar utilizar gafas de buceo.






LA CAUSA MAS FRECUENTE DEL OJO ROJO EN LOS NIÑOS ES LA CONJUNTIVITIS








2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es necesario completar el tratamiento con colirio o si mejora se puede interrumpir?

Anabel Cristina, Pilar Garcia dijo...

Una vez iniciado el tratamiento es conveniente mantenerlo como mínimo 5 días y si ya han desaparecido los síntomas y el ojo está bien se puede suspender el tratamiento.